Granada Eterna

Fernando el Católico sale de Córdoba para reconquistar Granada.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Fernando el Catolico

Fernando el Católico sale de Córdoba para reconquistar Granada.

El día 18 de abril de 1491, el rey Fernando sale de Córdoba para reconquistar Granada.

El día 2 de enero de 1492 es un día grabado a fuego en el corazón de Granada por ser el día en que se produjo la reconquista pacífica de la ciudad de la Alhambra. Aquel día, su rey musulmán, Boabdil, prefirió no luchar con tal de no herir las calles que tanto amaba por lo que le entregó simbólicamente las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos. Pero aquel acontecimiento fue el último paso de una batalla que había comenzado casi un año antes.

Tras apoderarse de Córdoba, Fernando el Católico junto con Isabel, sabían que las posibilidades de conquistar Granada serían pocas sin inteligencia bélica. Aunque era ya el único reducto musulmán de la península ibérica, la soberanía de los nazaríes complicaba las opciones de acabar con ellos. Por eso el día 18 de abril de 1491, Fernando el Católico emprendió su marcha hacia la capital granadina, para elaborar la estrategia de reconquista.

Desde aquel momento, la situación no fue en absoluto fácil para los Reyes Católicos. Apostados a pocos kilómetros de la ciudad, la búsqueda de una oportunidad para traspasar los muros de Granada era su principal obsesión. De hecho a pesar de que los musulmanes lograron quemar el campamento que los cristianos habían levantado para poder vigilar de cerca al enemigo, decidieron acabar fundando una nueva población para asentarse definitivamente en la zona. Aquel territorio pasaría a llamarse Santa Fe.

Fernando e Isabel iniciaron pronto las hostilidades contra los vecinos musulmanes que vivían cerca de su posición militar. Les asediaron e incluso mataron para advertirles de que seguir en ese lugar no les suponía nada más que perjuicios. Muchos de ellos huyeron hacia Granada buscando protección y de paso dejando desguarnecida a la gran ciudad. Puesto que la mayoría de aquellos vecinos eran campesinos cuya labor era abastecer la capital de alimentos.

La huida de los campesinos musulmanes y por lo tanto el descenso en cuanto a alimentos, así como el aumento exponencial de la población residente en Granada, comenzó a allanar el camino para que Boabdil entendiese que luchar contra los cristianos era de partida una batalla perdida. Fue allí, en Santa Fe, donde a finales de aquel mismo año de 1491, se firmarían las capitulaciones por las que los musulmanes se rendían pacíficamente tras haber sido asediados, sin armas, por los Reyes Católicos.

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar