Home / Personajes Granadinos / Fidel Fernández Martínez – Médico

Fidel Fernández Martínez – Médico

Fidel Fernández Martínez

Fidel Fernández Martínez nace en Granada el 18 de diciembre de 1890 y fallece el 19 de septiembre de 1942 en la granadina calle de San Antón, en la misma casa en que nació y vivió. Quinto de diez hermanos y tercer varón, hijo de Gregorio Fidel Fernández Osuna y de Mª de las Angustias Martínez Arrúe. Estudia sus primeras lecciones con los PP. Escolapios, hoy Colegio Dulce Nombre de María junto al río Genil. En 1901 ingresa en el Instituto, hoy IES Padre Suárez donde en 1906 obtiene el grado de Bachiller con Sobresaliente y consigue el Premio Extraordinario.

fidel_fernandez_martinez

Estudiante de Medicina en Granada obtiene el título de Licenciado con Premio Extraordinario (consigue 28 matrículas de honor en la carrera). Seguidamente alcanza el título de Doctor en Madrid en 1913 ante un tribunal presidido por don Santiago Ramón y Cajal, marchando a la Facultad de Medicina de París para ampliar estudios, donde al poco tiempo le sorprende la Gran Guerra, la que hoy se llama primera guerra mundial, por lo que en pocos meses vuelve a Granada donde es recibido como profesor en la Facultad de Medicina. Sus publicaciones científicas ya le habían grangeado un incipiente prestigio. Con 27 años ingresa en la Real Academia de Medicina de Granada en acto presidido por don Natalio Rivas Santiago, entonces Subsecretario de Instrucción Pública.

Casa en primeras nupcias con su parienta Mª de la Concepción Jiménez Osuna el 22 de abril de 1917 y fallecida ésta el 15 de junio de 1924, se casa en segundas con Blanca Rubio Jiménez el 15 de noviembre de 1926, con la que tiene seis hijos. Su nombre Fidel Fernández y su profesión de médico, se ha repetido muchas veces desde entonces en hijos, nietos y sobrinos.

Tuvo seis hijos: Fidel (médico, nacido en 1928); José María (licenciado en Derecho, 1932-2002); Rafael (ingeniero de Minas,1932); Juan de Dios (aviador, 1936-1974); Francisco (ingeniero de Minas, 1938) y María Nieves (Blanca, 1940).

El reconocimiento de su labor se extiende en premios y apoyos en Bilbao, Valencia, Brasil, Madrid, París, Granada por supuesto… De hecho sus colaboraciones científicas recogidas son más de cuatrocientas y muchísimas de ellas en publicaciones extranjeras. Y ya comienza a estudiar las complicaciones hepáticas. En 1936, al comienzo de la Guerra Civil funda y se pone al frente de un Hospital de Sangre que instala en la propia Alhambra, en lo que luego será el actual Parador de San Francisco.

Su biblioteca médica y el amplísimo fichero bibliográfico, fueron cedidos por su viuda Blanca Rubio Jiménez a la del Hospital de San Juan de Dios de Granada en 1960. Los fondos no médicos pero científicos se entregaron a la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada en las mismas fechas.

Pocos meses antes de su fallecimiento, él mismo -según cuenta en sus notas- descubre en su propio cuerpo la insuficiencia hepática que acabará con su vida y llevará un control exhaustivo del proceso de su enfermedad, sorprendiendo a sus discípulos y familiares por el detalle con que lo hace. Fallece en 1942, con apenas algo más de los cincuenta años.

Una de las personas clave de la Granada de la primera mitad del siglo XX y una de las que más hizo para el conocimiento de Sierra Nevada. Miembro fundador de la sociedad deportiva Diez Amigos Limited, con quien comenzó a recorrer, conocer y amar Sierra Nevada ya antes de finalizar el siglo XIX. Él mismo llegó a formar parte de los Diez Amigos y fue uno de los fundadores de la aún viva Sociedad Sierra Nevada, de la que fue presidente los años 1935 y 1936. Entre la gran cantidad de libros que publicó (científicos y literarios) destaca su obra “Sierra Nevada”, publicada en Granada en 1931 y luego en Barcelona en 1936 y 1946. Se recuperó la primera edición del libro en Granada en 1992. Se debe destacar también su época de Conservador de la Alhambra con la primera protección contra los incendios en la Alhambra y la repoblación y puesta en uso de la Dehesa del Generalife y lo que se conoce hoy como Parque de Invierno y Llano de la Perdiz.

Una calle en el barrio de los Doctores (Distrito Beiro), junto a la Plaza de Toros, lleva su nombre en Granada desde los años sesenta del pasado siglo.

Si continua en la web está aceptando el uso de las Cookies. Más información

La configuración de cookies en este sitio web están habilitadas para darle la mejor experiencia de navegación posible. Usted puede seguir utilizando este sitio web sin tener que cambiar la configuración de cookies o hacer clic en " Aceptar". Si continua navegando, está consintiendo esto.

Cerrar