Personajes Granadinos

María Eugenia de Montijo

Emperatriz. Esposa de Napoleón III

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
María Eugenia de Montijo.
La emperatriz Eugenia de los franceses, por Franz Xaver Winterhalter.

María Eugenia de Montijo.

María Eugenia Palafox Portocarrero y KirkPatrick, condesa de Teba, más conocida como Eugenia de Montijo, nació en Granada el 5 de mayo de 1826 y falleció en Madrid el 11 de julio de 1920. Fue emperatriz consorte de los franceses como esposa de Napoleón III.

Hija de un aristócrata español que había luchado en el bando francés durante la Guerra de la Independencia, cursó estudios en Francia y en el Reino Unido. En 1853 contrajo matrimonio con Napoleón III, presidente de la Segunda República desde diciembre de 1848, quien poco antes se había autoproclamado emperador.

Tras el nacimiento del príncipe imperial, Napoleón Eugenio Luis Bonaparte, en 1856, aumentó su interés por los asuntos de Estado, en los que intervino manifestando siempre sus propios puntos de vista, a menudo opuestos a los de su marido.

Favorable al partido ultramontano, que rechazaba la política imperialista del gobierno en Italia, se caracterizó por su profunda fe religiosa y por su lealtad a las directrices del Papado.

Desempeñó la regencia en tres ocasiones (1859, 1865 y 1870), la primera de ellas durante la campaña de Italia de Napoleón III, que motivó una sustancial pérdida de poder por parte del Vaticano.

En 1861 abogó por la intervención francesa en México, que concluyó con la invasión de dicho país y la coronación como emperador de Maximiliano I.

En 1869 asistió a la inauguración del canal de Suez, obra de ingeniería cuyo fin era demostrar el desacreditado liderazgo francés en el escenario político mundial.

Además, y debido a sus raíces españolas, a las que nunca renunció, se opuso férreamente al candidato prusiano a la Corona española, disputa que acabó con el enfrentamiento bélico entre Francia y Prusia en 1870.

María Eugenia de Montijo.
El Emperador Napoleón III y la Emperatriz Eugenia con su único hijo, el Príncipe Imperial Eugenio Bonaparte.

Tras el descalabro militar francés en la batalla de Sedan en septiembre de 1870, ese mismo mes huyó junto con su familia a Londres, estableciéndose posteriormente en Chislehurst.

Desde dicho refugio, participó en las conversaciones que desembocaron en la capitulación de Metz y, tras la liberación de su marido, se reunió con él.

A la muerte de éste, acontecida en 1873, se puso al frente del partido bonapartista, aunque oficialmente se lo entregó a Rouher.

A partir del fallecimiento del príncipe imperial, en 1879, mantuvo su residencia en el Reino Unido, aunque realizó frecuentes estancias en España.

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar